La vacuna podría no ser tan eficiente como se esperaba – por Gilad Atzmon

Un científico israelí prestigioso reconoce que la vacuna podría no ser tan eficiente como se esperaba. Israel se esfuerza por comprender su caótica situación con el COVID-19. El país decidió voluntariamente vacunarse en masa. Israel está ganando claramente en el concurso mundial de vacunación; sin embargo, las cifras de casos y muertes por COVID-19 no son, como mínimo, alentadoras. Esta mañana, la cifra R de Israel vuelve a ser de 1[infecciones en auge, en vez de 0]. El Times of Israel realizó ayer una sombría auditoría; a pesar de que Israel ya ha vacunado a casi un tercio de su población “Israel ha estado informando de unas 7.000 nuevas infecciones al día, una de las tasas más altas del mundo desarrollado. Casi 5.000 personas han muerto, más de una cuarta parte de ellas sólo en enero”.

¿Cómo es posible que la transmisión en Israel sea tan alta a pesar del “éxito” de la vacunación masiva? El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, admitió esta semana que la “mutación británica representa el 80% de todos los casos en Israel”. La pregunta más obvia al respecto es ¿cómo se explica el éxito de la mudanza exaltada [la aliá de los judíos que abandonan país de residencia habitual para sumarse al destino israelí] de ese mutante esotérico, especialmente si se tiene en cuenta que los viajes en avión son casi inexistentes? En mis recientes escritos ya señalé una clara correlación entre la vacunación masiva y los mutantes (ver “Conejillos de Indias… uníos“). Obviamente, no soy el único en haber detectado tal paralelismo. Observando los medios de comunicación israelíes, veo que la cuestión se vuelve a plantear. Sin embargo, la clase médica y los políticos del país, junto con los gigantes de Internet, se esfuerzan por borrar la angustiante pregunta, y silenciar a los que se atreven a manifestar cualquier discrepancia.

A principios de esta semana vi una entrevista en las noticias israelíes con el jefe de una sala de COVID en el mayor hospital de Tel Aviv. Cuando le preguntaron sobre la propagación de los mutantes extranjeros, la falta de mejora de los casos, y las muertes a pesar de que se vacunó a un gran número de personas, se apresuró a responder: “¿por qué me lo pregunta?, yo sólo soy un médico”.

Israel se encuentra de nuevo en una situación de agitación política con unas elecciones próximas. El éxito de la campaña de vacunación es ahora un asunto político sensible que tendrá un impacto directo en el destino de Netanyahu. Los israelíes no son tontos y muchos de ellos comprenden los parámetros que determinan la situación actual. Comprenden la posibilidad de que están sometidos a una estratagema política, sirviendo su salud personal y comunitaria como rehén de una clase política comprometida.

En su intento desesperado por vacunar a toda la población, los servicios sanitarios están ofreciendo la vacunación a cualquier persona mayor de 16 años. Pero los israelíes son reacios. Según los informes israelíes, los centros de vacunación están vacíos. Cuantas más presiones ejerce el gobierno (incluidas las amenazas a los futuros empleos y a la libertad personal), más desconfían los israelíes. Pueden ver que la situación de COVID en las comunidades árabes israelíes está mejorando a pesar de desafían el experimento de Pfizer/Israel (negándose a vacunarse) mientras que algunas ciudades judías, casi totalmente vacunadas, luchan con un número relativamente alto de casos. Un breve examen de la situación de la COVID en Israel revela que el número de casos y muertes creció exponencialmente desde el comienzo de la vacunación masiva y el tercer confinamiento.

Gilad Atzmon

 

*

A la luz de lo anterior, lo que sigue es una traducción de una entrevista realizada hace una semana por los medios de comunicación israelíes al profesor Eran Segal, un destacado científico israelí y biólogo computacional del Instituto de Ciencias Weizmann.

En la entrevista, el Prof. Segal opina en voz alta sobre aquello que la mayoría de los científicos israelíes prefieren callar o guardar para sí mismos.

Puede que la vacuna no sea tan eficaz como pensábamos, pero no lo sabemos”

El profesor Eran Segal, del Instituto Weizmann, comentó en el programa de Gideon Oko (103FM 28/01/2021) la eficacia de las vacunas y el impacto del mutante británico. “Somos testigos de un virus que se comporta de forma diferente”

El tercer confinamiento (israelí) está en marcha, la campaña de vacunación masiva continúa y, sin embargo, no hay una reducción significativa de los casos y muertes por COVID-19.

El profesor Eran Segal, del Instituto Weizmann, ha hablado hoy (jueves) con Gideon Oko en el programa 103FM sobre el tema y ha comentado la eficacia de las vacunas y el impacto del mutante británico en los datos.

¿Sería justo decir que todos esperábamos un descenso significativo de las cifras esta semana?

“Es cierto, estoy de acuerdo. La semana pasada estábamos en alza, estimábamos que esta semana veríamos un cambio de tendencia. Creo que estamos viendo un cambio de tendencia, es decir, la cifra R ya ha bajado a la zona del 0,9 y estamos a un 20% del pico de casos. Sin embargo, el número de nuevos pacientes críticos se ha mantenido estable y también llevamos dos semanas con la misma cifra.”

¿Sabe explicar a qué se debe esto?

“Cuando hablamos de posibles escenarios y modelos teóricos, siempre entran en juego algunos supuestos. Sabemos cuál era nuestro conjunto de suposiciones en relación con el mutante británico que ralentizaba nuestro progreso previsto. También teníamos en cuenta las vacunas. El conjunto de suposiciones resulta incorrecto. Puede que la vacuna no sea tan eficaz como pensábamos, pero no lo sabemos con certeza (todavía)”.

¿Puede ser que la vacuna sea menos eficaz de lo que pensábamos?

“Creo que no se puede decir, tenemos que esperar y analizar los datos. Tenemos que darle más tiempo, ya que aún no conocemos el impacto de la segunda dosis. No esperemos ver todavía su efecto. Mientras tanto, se puede decir que el impacto de la vacuna no es exactamente lo que esperábamos, pero esto puede deberse a muchos errores en nuestras interpretaciones.

Podría haber diferencias entre las personas (o poblaciones) que toman las vacunas. En las zonas rojas del COVID es menos probable que la gente se vacune”.

¿Quizás por eso la Dra. Sharon Alrai-Price (la jefa de los servicios de salud pública del Ministerio de Sanidad) ha dicho hoy que están examinando la posibilidad de administrar una tercera dosis de la vacuna si resulta que la vacuna en su forma actual no es eficaz contra la mutación sudafricana? ¿Se trata de una hipótesis o de un conocimiento?

“Esto es algo preliminar. Pfizer anunció que estaban considerando una tercera dosis y que podría haber una actualización de la vacuna que también abordara la amenaza del mutante sudafricano con mayor eficacia. ‘Hay informes desde el Reino Unido de que es posible que el mutante sudafricano sea más peligroso. Podría ser que la vacuna siga siendo tan eficaz como pensábamos, pero la razón por la que el número de pacientes graves no está disminuyendo al ritmo que esperábamos también podría derivar de esta suposición.’

¿Se espera que nos enfrentemos a las mismas medidas contra el COVID en 2021?

“El Coronavirus seguirá presente aquí durante mucho tiempo, incluso si las vacunas resultan ser tan eficaces como se promete”.

Tendemos a creer que en marzo/abril volveremos a una cierta normalidad…

“Hay mucha incertidumbre, pero es demasiado pronto para decirlo… no hay duda de que el mutante británico (así como otras mutaciones) introdujo un elemento de imprevisibilidad, (pero todo eso puede cambiar) si la vacuna resulta ser eficaz después de la segunda dosis. Por el momento, tenemos problemas con la vacunación de ciertos sectores. En el sector árabe sólo cubrimos el 66% de los mayores de 60 años, y el 76% en el sector ultraortodoxo. Hay que aumentar estas cifras”.

¿Espera empezar a ver un descenso la próxima semana?

“Actualmente esperamos un descenso porque ya estamos viendo un descenso de los casos que irá seguido de un descenso de los pacientes en estado crítico. Además, se está empezando a ver el impacto de las vacunas y todos esperamos que sean realmente efectivas.”

*

Original: https://www.unz.com/gatzmon/israel-leading-scientist-admits-the-vaccine-may-not-be-as-effective-as-we-thought/

Traducción: María Poumier para Red Internacional

Artículo relacionado: http://redinternacional.info/2021/01/14/vacunas-covid-conejillos-de-india-unios-glad-atzmon/

Print Friendly, PDF & Email

You may also like...